Lo volví a encontrar estos días en una lista de one hit wonders. Concepto movedizo. Comercialmente lo es, nunca volvieron a tener un éxito que se acercase a la milésima parte de este, pero no eran gente de sólo una canción. Cornershop son el primer grupo liderado por un indio inglés-inglés y hacen la mejor version de Norwegian Wood que conozco (https://www.youtube.com/watch?v=y_5V62wxnWY).

Supieron buscarse rápidamente un hueco en los medios. El bocazas de Morrissey hizo unas declaraciones racistas y los Cornershop se fueron a quemar fotos suyas frente a la discográfica. Su primer ep In The Days of Ford Cortina lleno de referencias hindús en canciones como 6am Jullandar Shere o Kalluri Radio llamó la atención de David Byrne que andaba montando el sello Luaka Bop (donde también estaban los venezolanos Amigos Invisibles). Agradecidos con el empujoncito el grupo de Tjinder Singh firmaron un disco, When I Was Born For The7th Time que le dió muchos beneficios al Talking Head. Un ejemplo de lo que los antropólogos y lingüistas llaman poscolonialismo, o como la vieja cultura se enriquece por la aportación de los nuevos colonos. «And dancing behind movie scenes/ Behind those movie screens, Asha Bhosle/ Shes the one that keeps the dream alive/ From the morning, past the evening/ To the end of the light/ Brimful of Asha on the 45/ Well, its a brimful of Asha on the 45». Una mezcla arriesgada en estos tiempos de xenofobia. 

El viaje 90´s de los Beatles a la India

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *