En los primeros 80, por el Madrid movido, se comenzaron a crear dos grupos: el de las hornadas irritantes y el de los babosos. Entre los primeros Glutamato Ye-Ye y entre los segundos Los Modelos, un grupo ninguneado, quizás por ser del hermano de Gonzalo Garrido, uno de los locutores estrella de Radio España FM, la emisora que controlaba la movida y un apoyo fiel del grupo desde su programa Domino. Actuaron en el archifamoso Festival de la Primavera de Arquitectura y movieron una maqueta por Polydor, pero como otros compañeros de feeling, los Mama, no tuvieron demasiada suerte.

En el 83, Ariola hizo una pequeña tirada de esa maqueta, que repitió Twins dos años después, cuando el grupo ya se había disuelto en el mismo 81. Y fue entonces cuando las californianas canciones de los Modelos alcanzarían una segunda difusión que no les alejó de ser un grupo sin sitio. Pero las canciones de Ramón Garrido tenían su punto. Y esta «Noche de Lluvia en Madrid» con su regustito Eagles y las estrofas cuidadosamente románticas, «Nos resguardamos bajo un balcón/ frente a nosotros una noche mágica de lluvia y neón/ es una noche de lluvia en madrid/ no tenemos sitio en donde ir/ todas las puertas están cerradas/ nadie atiende a nuestras llamadas/ y los teléfonos no dejan de comunicar», se convirtió en un pequeño himno de las nuevas generaciones. Es la canción más babosa del disco y es la mejor con diferencia. Como diría Vujadin Boskov, pop es pop.

Solo encontré esta foto…

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.