Louis Prima fue el italiano excesivo del jazz blanco. Detrás de su faceta de showman está uno de los mejores autores de swing y de su firma es un clásico como el «Sing, Sing,Sing». Quien haya jugado al Mafia ha escuchado entre paseo y paseo por Nueva York muchos temas de este italiano nacido en Nueva Orleans. Y es que todo tiene un aire de cosa nostra. En el 34 cuando está actuando en el Shim Sham de NY se encuentra con Guy Lombardo y marcha a Las Vegas, donde su forma de negociar los contratos le gana fama de tipo duro. A partir de ahí se convierte en una auténtica celebridad que llega a hablar de política con Roosevelt.

La posguerra no le trata muy bien y su gusto por la ropa cara, las apuestas de caballos y los yates le va alejando de la vida real, Bicho malo nunca muere y en las últimas aparece Keeley Smith, casi treinta años menor que él, el dúo funciona y su estilo socarrón racha en los primeros cincuenta. Artista de la calle, siempre tuvo claro que lo que anunciaba el rock´n´roll era el verdadero futuro. Y junto a los New Orleans Gang siempre supo ver lo que los jóvenes sentían. Su saxo fue copiado por todos los grupos instrumentales y su vacilón por muchos showman.  «There will come a day/ Youth will pass away/ Then what will they say/ About me/ When the end comes I know/ They’ll say just a gigolo/ As life goes on/ Without me» . Esta grabación de televisión del 53 demuestra lo que se podía hacer con un micrófono y mucha clase, el flow está en el swing.

También está en el Libro de la Selva de Disney

cancionesparamishermanos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *