Además de ser un festival mítico en Woodstock se pudo ver por primera vez como podían chocar la política y el rock. Y fue al final de una toma de Pinball Wizard cuando un Abbie Hoffman en tripi irrumpió en el escenario y cogiendo el micrófono de Towshend espetó un » que coño hacemos aqui divirtiéndonos mientras John Sinclair está en la cárcel». El de los Who le largó un empujón y después de un minuto de «Anyway…» la cortó para avisar al público de que el próximo que subiese corría peligro de muerte. Venían de Monterrey y no estaban dispuestos a comerse el terreno por unos hippies politizados. A ellos sólo les importaban la música y las fiestas. Que le pregunten a Keith Moon allá donde esté.
Los Who tenían experiencia. Fueron los únicos británicos en el festival de California, el verdadero antecedente de Woodstock, y pasando los años, además de ser banda sonora de CSI son uno de los grupos que más giras ha hecho por los States. Claro que los yanquis gustan más de la parte sinfónica de estos british que después de marcarse el mejor disco de debut de todos los tiempos se fueron dejando llevar por las aventuras operísticas y un poco megalómanas de su ambicioso compositor jefe. Tenía la mejor base rítmica de las Islas y para cabreo de los verdaderos mods que eran sus fans, un cantante poderoso y hortera que afortunadamente poco más pudo hacer en la dictadura Towshend que ponerse esas chaquetas indias que lucía en Woodstock. Pero hay que reconocerle su valía. La tendencia operística del líder necesitaba en canciones como esta el dramatismo que le metía un Daltrey que no tuvo mucha suerte cuando se metió a actor. Por otro lado, Entswille y Towshend tenían patentada esta manera única y genuina de utilizar un bajo y una guitarra para hacer una entrada de época. La canción es la que define Tommy, la primera opera-rock, que Daltrey se empeñó en hacer película. Eso significó el final, los verdaderos Who quedaron reducidos a su parte más americana, buenos temas pero mucho AOR. El sabor del té quedó para las letras, «Ever since I was a young boy/ I’ve played the silver ball/ From Soho down to Brighton/ I must have played them all…»
Los Who en plena forma

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *