Un grupo básico de los últimos ochenta. Más aún en paisajes de cielos plomizos, ya sea la Minnessota de donde vienen o el Vigo de mal año. Un grupo intenso y que sacaba el rock americano de la resaca del punk. Cuando ellos se disolvieron apareció Nirvana y ya nada fue igual. El centro se trasladó a Seattle y quedó inagurada la década de los noventa. Este disco es del 86 y los parones comenzaban a estar de moda.

Mould es un superviviente, un tipo con una idea definida, un personaje de los Cohen en un bar de carretera de la América profunda. Capaz de ser camionero y profesor de literatura. Un solitario de Nueva York que se enroló en la universidad de St Paul y se conviritió en un midwest-man. Hart, un nativo de Minnesotta que conoció en su primer año de Universidad a Mould mientras trabajaba en una tienda de discos. Y al mismo tiempo que el lado soleado de Minneapolis hervía con Prince, el lado oscuro alimentaba los primeros gritos del hardcore punk. Hüsker Dü eran dos personalidades diferentes que poco a poco se fueron diferenciando en los créditos de sus canciones y en el contrapunto competitivo, Mould más amargo, Hart menos oscuro. Al bajo y de espectador impasible, Norton. El rabioso punk protoemo fue tomando cuerpo en Zen Arcade y New Day Rising y fueron el primer grupo de hardcore en fichar por una major. Su primer trabajo en las grandes ligas fue este Candy Apple Grey en plena disolución interna y firmando cada uno sus temas por separado. Solo llegó al 140 de las listas y el suicidio de su manager al año siguiente fue el fin del grupo. Solo cinco años para sacar cinco discos que marcaron el camino a Nirvana y sobre todo a Dave Grohl que siempre citó a Zen Arcade como el disco que le abrió las orejas. Aqui va una de Grant Hart, Sorry Somehow, lejos de la rabia de Zen Arcade y anunciando el futuro emo. «Time heals, time goes on and time really flies/ Time hurts and time can cut you, cut you down to size/ There’s no need to touch you now, no, I’m doing fine/ Life too can cut you and I’ve cut you out of mine/ You’re making me…/ Sorry, sorry somehow.»

Norton, Hart y Mould, no tan amigos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.