He descubierto este tema grabado hace 50 años hace un mes. Siendo un fan es algo imperdonable pero la vida es así. Conozco Fiebre de Vivir de memoria y escuchar esta canción de primeras ha sido un alegrón. Es lo que tiene la música, encontrar algo nuevo de Moris ha sido como volver a ser un chaval. La leyenda del tema está a la altura de este talkin’ blues donde el líder de Los Beatniks se dejaba llevar dando una lección de improvisación.

Nunca la tocó en directo lo que no hizó más que alimentar la leyenda. Se dice que en el descanso de una grabación de Los Gatos en los estudios TNT, diciembre del 67, Moris que andaba por ahí y que ya era alguien, cogió la guitarra de 12 cuerdas de Litto Nebbia, se pusó a trastear, se fue calentando y construyó esta improvisación anfetamínica que luego le regaló el dueño del estudio. Con un arreglo de bajo tocado por el propio Moris y un sonido de bombo por encima se incluyó en su 30 Segundos de Vida del año 70. Se nota como la primera estrofa está ya escrita de antes y como a partir del minuto ya todo parece un torrente paliquero, «cuando están sólos/ están bien solitos/ ya no hay guitarritas/ ni amplificadores/ están sólos en la cama/ y empiezan a mirar el techo/ empiezan a mirar el techo/ y en el techo no hay nada/ hay solamente un techo/ que pueden hacer?/ que pueden hacer?/ son las tres de la mañana…» Y así hasta el minuto 7:45. «No escuches discos de Bob Dylan/ o de los Beatles/ de los Rolling Stones/ o de Mick Jagger/ Mucho silencio, mucho silencio/ mucho pensar, mucho pensar/ mucho meditar, mucho meditar…» . El más grande a los dos lados.

 

Los Beatniks haciendo marketing

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *