Este preochentero tema fue la banda sonora de mi primavera del 79 empezando una mili en la que había caido como voluntario. Un lugar histórico de San Fernando donde estuve seis meses, me harté de hacer garitas y salí directo hacia el verano más raro de mi vida. A la vuelta había decidido que al carajo el viaje en Elcano, no quería estar más allí. Lo único en claro que saqué de ese semestre fueron 250 pulsaciones por minuto y la certeza de haberme equivocado. Para el invierno quedaron los meses surrealistas de la Carraca en los que la banda sonora eran los Chichos y Police a partes iguales..

Una canción muy de la época. Y un grupo que tuvo dos vidas. La primera que va hasta el 79 con un cierto toque arty, producciones de Krafwerk y Brian Eno y la voz cantante de John Foxx. La segunda descaradamente enfocada hacia el one-hit-wonder que consiguieron con Viena en el 81 tuvo la voz de Midge Ure. Esta canción pertenece a la primera, a Ha, Ha, Ha su segundo disco del 77. Editado en octubre descargaba un poco el matiz tecno del trabajo de febrero. Fue la primera que se grabó y sirvió para que Warren Cann, el bateria estrenase su Roland TR-77, pasando de ser una canciòn rockera a la hipnótica base para que el saxo de un colega llamado CC lider de los misteriosos Gloria Mundi, se luciera. «Riding inter-city trains/ Dressed in European grey/ Riding out to echo beach/ A million memories in the trees and sands, oh no/ How can I ever let them go?/ Hiroshima, mon amour». La letra si que guardaba el aire centroeuropeo que les dejó Eno. Ni era una canción especialmente buena ni un fan de los Clash y el ska la debería defender pero durante la primavera del 79 la estuve escuchando casi una vez al día. Tampoco sabía muy bien que hacia yo en aquella situación aquella primavera.

Anticipando a los nuevos románticos

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *