Como dotar de más angustia a los pasajes del jazz experimental? Con un fraseo rap, rápido y sonoro, percutivo. Aquí se juntan dos personajes del cool negro de los últimos años USA. Flyng Lotus y Kendrik Lammar el músico y el vocalista. Los dos han llenado páginas de crítica musical. El primero por hacer bases extrañas, rítmicas y con cierto sabor a jazz de vieja escuela. El segundo por hacer letras comprometidas en estos últimos años de desafío policial racista.

El primer curro de Lotus fue el cine y lo demuestra en sus videos, que van del dibujo animado al realismo mágico. Me sorprende la tremenda energía del mercado negro y su presencia en los USA. A nivel musical y de promoción este video es de caracter estratosférico. Una pugna continua de la sociedad americana que la enriquece y emprobece. Las bases de Flying se escapan muy mucho de lo establecido en el rap, huyen del funky y se fijan en el jazz, incluso en el jazz que hacia Zappa. Sus discos son de atmósferas a veces minimalistas y siempre frías. Como el jazz del que bebe, a veces sacado de los míticos catálogos de la ECM. Este tema pertenece al disco que Flying Lotus sacó en el 2014. Al que Kendrick aportó el rapeo veloz «This that final destination, this that find some information/ This that find some inspiration, this that crack, the instillation/ This that consciousness sharpening and fist pump and that bomb detonation/ Please don’t bomb my nation, embalming fluid waiting/ I got mind control when I’m here, you gon’ hate me when I’m gone/ Ain’t no blood pumpin’ no fear, I got hope inside of my bones» y el japonés Hiro Murai el magnífico video.

Preparando la mezcla

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *