El gran Nilsson. Un personaje europeo trasplantado al centro de Nueva York y un cantante y compositor de clase y vida agitada. Un perfecto bebedor nórdico con una voz poderosa y una fuerte inclinación por la ternura, como buen borracho de buen corazón. Vender canciones para los Monkees o el mismo Phil Spector y ser su colega-alumno en la California de mediados de los 60 implica personalidad musical y aguante festeiro. Basándose en su pared de sonido hizo sus primeras grabaciones, un poco al estilo de Mamas & the Papas. Sería el traslado otra vez al Brooklyn de su nacimiento el que le ayudaría a definir el estilo.
Era famosa su voz de tenor capaz de llegar a los tres cuartos de octava y demostrada su capacidad compositora, a veces excesiva. Capaz de hacer lamentos de doble sentido (One), frivolidades caribeñas (Coconut) o anuncios (I Guess The Lord Lives in NY City). Pero sus mayores éxitos fueron las versiones. Su primer disco para RCA guardaba una versión de You Can´t Do That que a su vez escondía 16 samplers de los Beatles. Eso le valió para llamar su atención y convertirse en el compositor preferido de los Fab Four que se encargaron de proclamarlo a los cuatro vientos. Eso y el pelotazo de Everybody´s Talkin´, una versión de la canción de Fred Neil para Midnight Cowboy. El final de los sesenta y los primeros 70 fueron su verdadera época de gloria, capaz de los mejores momentos y de las caídas más estrepitosas. Como su participación en Skidoo, uno de los fiascos más sonados de Hollywood, una superproducción donde Otto Preminger se metía en la comedía con la compañía de una troupe de locos encabezados por Jackie Gleason, Frankie Avalon y el mismísimo Groucho Marx. Su discos son caóticos y resultan difíciles pero sus canciones propias o apropiadas brillan a veces como lo mejor que ha dado el pop. Esta versión de Dylan hace honor a su sobrenombre de American Beatle, cantada a dúo con Lennon está grabada en esos dieciocho meses del legendario lost weekend del beatle y parece una toma dylaniana del Rock´n´Roll que paralelamente estaba grabando el inglés. De la letra que vamos a decir, » Johnny’s in the basement/ Mixing up the medicine/ I’m on the pavement/ Thinking about the government…
 
Echando un sueñecito...

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *