Esta canción empieza como un arrastrado y pesado blues huraño cantado para un público de honky tonk y acaba en un cruce de guitarras y saxo que le va metiendo calor a bocanadas. Como si pasaran veinte años en tres minutos. Se llama Waiting In The Sun y cierra Wine Dark Sea, su sexto y último disco.

Ser la ahijada de Tom Waits marca carácter y Holland nació con esa etiqueta y con la vocación de recoger toda la música de raíces americana al estilo beat. Ella misma confiesa haber soñado con ser un personaje de cualquier novela de Kerouac. El californiano no sale mucho de su escondite y acertó . La tejana del 75 suena como si todas las músicas desde el blues en adelante se hubieran batido en su cerebro. Alarga el estribillo a la manera clásica y a partir del minuto dos deja que las tres guitarras de su grupo y el saxo de Doug Wieselman se luzcan y la hagan contemporánea. «You got that long road ahead/ Make you, make you wish you were/ All of your broken dreams in tow/ You got that hard/ Just waiting for the sun to come out of hiding»

Una cantautora muy seria

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *