Soy un skatalítico de la cabeza a los pies. Infectado a primeros de los ochenta en el ataque de los Fab Four (Beat, Specials, Selecter y Madness) poco a poco fui escuchando todo lo que de ska me caía en las manos. Y faltaba en el blog un tema de los Selecters, el grupo de Coventry. propulsado por la vocalista Pauline Black y el guitarrista Neol Davies.


La portada de su Too Much Pressure fue un símbolo. Un rude boy llorando apoyado en la pared del callejón. Aquí cogen un clásico, lo meten en la batidora y lo convierten en ska de los 80, el genuino, brillante y efímero movimiento de la Two-Tone, vivo entre el 80 y el 82. Las voces de Pauline Black y Gaps Hendrickson empastan bien en el viejo ska de Owen & Leon y le meten la presión necesaria. Eran los más callejeros y sólo Davies era blanco. En sus temas propios como Too Much Pressure o Three Minute Hero sonaban menos trabajados que sus compañeros de sello, pero mucho más afilados, una imagen que ellos también provocaban. «Please don’t kill her/That’ what they want you to do/ If I had a pair of wings/ I would fly away/ I would fly with the morning bird/ No one would know me at all/ Murder, ooh… «

El ska de Coventry

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *