Ya está otra vez aquí la Navidad. Una novedad de este año 2018 ha sido la recuperación de una gran amiga, la visitaba muy poco, pese a gustarme mucho más que su moderna amiga, pero su renuncia a publicar cds de aniversario la hacía más lejana. Este año, en el que la vejez se ha convertido en acuciante, la he vuelto a visitar a menudo y ahí resiste, asustada de verse en el espejo, pero tan polvorienta y orgullosa como siempre, la Ruta 66. Y de ella va el consejo navideño de este año, el maravilloso disco de JD Mcpherson.

Un cantante vintage, claro, El rock´n´roll es decididamente de viejos y de jóvenes que por equivocación o curiosidad cayeron en alguna olla, concierto o discografía familiar. Como le pudo pasar a ese JD Mcpherson que nació en un perdido rancho de ganado de Oklahoma en el 77. La dependienta de un centro comercial le puso en las manos las grabaciones de Buddy Holly con la Decca y sus hermanos mayores le enseñaron los discos de los Clash. Todo esto bien agitado para que nuestro amigo, que se ha decidido por la americana, pegue el pelotazo en el 2010 con North Side Gal, una canción con aire rockabilly y un puente musical de alta ingeniería. Desde entonces tres discos más y esta precioso disco de Navidad donde recrea viejos clásicos y compone alguno que otro, que bien podría servir para cualquier musical basado en Tin Pan Alley. Mucho más si es capaz de definir a la Navidad desde la primera frase «Happiness is automatic/ There’s music in the air/ Grab the boxes from the attic/ And haul ‘em down the stairs/ Freezing weather’s ‘round the corner/ And everybody knows/ Soon the tree will be all lit up/ Sparkling as it glows» Viva el rock´n´roll, carajo, aunque nos hagamos viejos y, feliz Navidad Hare Krishna. 

McPherson te desea felices fiestas

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *