Decididamente el soul goza de buena salud. No hay un génro que a estas alturas del tiempo se revisite más. Eli «Paperboy» Reed se define a si mismo como un superviviente que nació en Boston y pasó por Missouri y Chicago antes de volver a casa para sacar en el 2008 su primer trabajo. A partir de ahi dió su vida por el soul y unas intensas actuaciones.

Mientras tanto indaga en todas las tiendas de segunda mano que se encuentra a la caza de singles, es un colecconista acérrimo de 45 rpm y llego a pagar 350 dólares por una copia original del Reverend Utah Smith. Loco por el godspell, de su periodo en Chicago como director musical de una congregación religiosa, le queda una reverencia extrema por Rance Allen el padrino de la música espiritual norteamericana, del que copia hasta el anillo. Ahora se ha quedado sin sello discográfico pero en un largo mensaje en su Facebook anuncia que sigue en la carretera. Si lo ves, cógelo. «Oh, you know what I mean/ And I mean what I say/ You know what I want/ And you know I don’t play/ When I say I’m gonna/ Don’t / When I/ I’m like dynamite».

Los 45 r.p.m., su verdadera afición

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *