«Yo le digo a los jóvenes que avanti con la guaracha, porque de cierta manera, el roll es la madre, no solamente del rock sino de la guaracha y que, donde hay ambiente y alegría, amigo mío, en cierta manera hay un poco de swing» . Esta frase de Silvio, el Silvio de Sevilla está al pie de la página de Promociones Cowabunga, la gente que mueve a Freddie Dilevi, el alias de Pablo Velázquez, un punk con voz de rocker de escuela vintage, que comenzó ya en 2011 con Freddie & The Filos. Y hay que decir que al de los Remedios le salió un buen competidor.

De 2013 a 2018 se mantuvo escondido pero en el 2018 sacó este Teenager´s Heartbreak, puro garage-punk con melodía y pegada. Desde la primera estrofa sobresale la voz de Freddie que se acompaña del legendario Dogo, sí, el de los Mercenarios. Tres años y una pandemia después vuelve con otra banda y un sonido más oscuro. No le gusta que le digan crooner punk aunque se va acostumbrando y es que con ese chorro de voz cada vez que lo oigo me acuerdo de Robert Gordon por no ir a palabras mayores. Siempre sabe acompañarse de buenos guitarras, en esta formación era Pablo Cuevas. En los tiempos de ahora lo es Quique Pérez que también está en Los Fusiles (la mitad de los Filos) y con quién se marca una del Blue Hotel de Chris Isaak en los que el guitarrista es tan protagonista como él. No tiene el último trabajo la pegada de este Teenager, pero si la experiencia de alguien que sabe mezclar rockabilly y punk, Roy Orbinson y los Undertones. Sigue alargando las vocales y continúa con una voz de escándalo. Le gustan las versiones así que cualquier día le oímos alguna de Silvio, el de Sevilla. Y mientras tanto, a verlo en directo.

La última reencarnación de Freddie Dilevi

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.