Primero fue el comic de Montesol y luego la canción de Kortatu. La escena del frenopático con los internos viendo la tele fue uno de los momentos estelares en el nacimiento del rock radical vasco. Los hermanos Muguruza, fans confesos de los Clash y residentes en Irún, se marcaban en el año 85 este crochet de izquierda abertzale. Todavía no habían adoptado la postura política más radical que luego desarrollarían en Negu Gorriak y había espacio para el castellano y para las notas de humor.

Había hasta una precisa versión del «Jimmy Jazz» y una incendiaria «Nicaragüa Sandinista». Fermín Muguruza es un guitarrista de calidad, certero y sin adornos y este «Kortatu» sonaba fresco como pocos. Más que rock radical aquello era ska de categoría y algo más. Y esta canción en concreto era un homenaje a «El Víbora», una revista de comics demasiado irreverente para la actualidad (quizás una consecuencia imprevista de internet?) que vivío en los 80 y primeros 90 su época de gloria. Todo lo mejor del comic hispano y de fuera se veía en sus páginas, desde Gallardo & Mediavilla, Nazario, Mariscal, Pamiés, Ceesepe, creo que casi todo el mundo publicó algo en El Víbora. Comic guarro muchas veces, siempre provocador y de calidad era como el lado chungo de la línea clara de la otra revista que había, el Cairo. Fermín Muguruza cuida el detalle y arranca parando para decir el título de la historieta; «Revuelta en el frenopático/ El hombre del tiempo ahorcado por haber informado/ granizo rayos truenos y viento huracanado/ la asamblea de majaras se ha reunido/ la asamblea de majaras ha decidido mañana sol y buen tiempo/…. Y todo por haber jugado al Telediario«. Se le podrá citar por sus posturas políticas pero Fermín Muguruza es un grande.

El auténtico Don Vito y sus colegas del frenopático

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.