El primer grupo australiano del que tuve noticia fueron los AC/DC, el segundo los The Saints. Este tema es de septiembre del 76. Ellos mismos pagaron la edición de 500 copias de su single y las radios hicieron el resto. El primer disco independiente de Australia. Unas cuantas fueron a caer en el Londres de días antes de los Sex Pistols y eso significó que los Saints de Chris Bailey firmasen su primer contrato. Dos discos, (I´m) Stranded, Eternally Yours y poco más, ya solo se habló de Damned, Sex Pistols y Clash. Nunca vendieron mucho y tampoco se sintieron muy a gusto en el ambiente UK.
Instalados en la serie Z mundial pero figuras en Australia los Saints han seguido existiendo siempre que Bailey ha querido. Así siguieron publicando y en el 86 sacaron su canción más vendida, top 30 en Australia. Just Like Fire Would y mira por donde, Springsteen, que nunca se ha prodigado en versiones la incluyó en su último disco hasta la fecha, allá por 2014. Y entonces el de los Saints salió en la pagina cultural del ABC para que un plumilla con aires de conocedor alabara como un acto de caridad la acción del boss, que rescataba del metro australiano, si es que hay metro en Australia, a un viejo musico que mendigaba unas monedas por sus canciones. Así es la vida, treinta años después de dejar de ser punki, no es más que un pobre fracasado para un millenial aficionado, ignorante de que Australia es en sí misma un continente, y que puede que ni siquiera hubiese nacido cuando Bailey gritaba que tenía un cortocircuito. «Like a snake calling on the phone/ I’ve got no time to be alone/ There is some one coming at me all the time/ Babe I think I’ll lose my mind/ Cos I’m stranded on my own/ Stranded far from home».
 
The Saints para Sire

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *