Kim Fowley es un personaje de la serie B americana conocido de cualquier friki del Ruta 66. Con unas ganas de ser famoso como las de Andy Warhol, pululó por los 60 como productor de Paul Revere & the Raiders y tuvo su rato de gloria en los 70, cuando lanzó a las Runaways, donde afiló sus garras Joan Jett. Y en el 69 produjo para Warren Zevon su primer trabajo, «Wanted Dead or Alive», un fracaso comercial. Al bueno de Warren le salvó en los setenta ser telonero de los Everly Brothers, girando por el siempre activo circuito americano de las viejas glorias.

Con John Belushi y Jackson Browne (fot. Richard Aaron)

Pero Zevon es grande y vuelve a LA donde va colocando sus temas y colabora con algún dinosaurio de la época, Eagles, Jackson Browne e incluso Bonnie Raitt. Dos miembros de los Fleetwood Mac (John McVie y Mick Fleetwood) le acompañan en este «Werevolves of London», dentro de «Excitable Boy» su disco del 78. El riff de piano es buenísimo pero los aullidos del estribillo lo son más.«I saw a werewolf with a Chinese menu in his hand/ Walking through the streets of Soho in the rain/ He was looking for the place called Lee Ho Fook’s/ Going to get a big dish of beef chow mein / Werewolves of London«. El resto es buscar una letra que más o menos se adapte a la melodía, aunque diga tonterías, «I saw Lon Chaney, Jr. walking with the Queen/ Doing the werewolves of London/ I saw a werewolf drinking a pina colada at Trader Vic’s/ His hair was perfect/ Werewolves of London again«. Un solo de guitarra en el puente y ya está. Así de sencillo y así de difícil.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.